Si sabes la historia del correo electrónico, ya te puedes dar una idea de que antes de las computadoras, el mundo era otro. Desde los manuscritos con pluma y tintero hasta el clic-clac de las máquinas de escribir, un solo error de dedo significaba pasar la noche repitiendo todo. Aunque no parezca, el invento de los comandos vino a salvar a muchos de escribir palabra a palabra y es difícil imaginar la vida sin esa facilidad. Ahora, basta con un par de teclas para regresar a donde estabas y escribir tus mejores líneas. Además de salvar vidas, los comandos ahorran tiempo en la reproducción de datos, cuando el tiempo es un recurso muy valioso en la era digital.

También puedes leer: Navegar por internet: de la metáfora a la realidad

Detrás de cada invento, hay una gran mente detrás. Y aunque los comandos parecen magia, no lo son: en este artículo conocerás al genio que nos dio el CCP (cortar, copiar y pegar). 

Larry Tesler, un héroe sin capa

Imagínate que la tarea de copiar y pegar texto en algún momento fue asunto de imprenta o de puño y letra: ¡pobres de nuestros papás cuando les tocaba hacer planas! Por fortuna, este texto que lees es posible escribirlo y reescribirlo, sin errores a la vista, con solo presionar teclas. ¿A quién le debemos tan enorme favor? La mente maestra a cargo del querido CCP fue Larry Tesler —graduado en Ciencias Computacionales por la Universidad de Stanford en 1965—, quien se lleva el crédito de desarrollar las funciones de cortar (Ctrl+X), copiar (Ctrl+C) y pegar (Ctrl+V) mientras trabajaba con IA para el Centro de Investigación Palo Alto (PARC) de Xerox en 1973. 

Tres comandos te tecleo

Durante los años 60, una computadora no era un producto accesible como lo es ahora, por lo que Larry deseaba acercar dicha tecnología a las masas: incluso daba clases al respecto.  Así que su misión se tradujo en presentar innovaciones para hacerlo posible. 

En esta aventura, Larry tenía unos cuantos enemigos y a cómplices también, como el programador Tim Mott. Juntos desarrollaron el primer procesador de textos llamado Gypsy con una interfaz de usuario gráfica y un lenguaje de programación. Una de las ambiciones de Larry fue relacionar una tarea de computadora a una acción conocida por el usuario. Por eso, cortar, copiar y pegar representan en el mundo virtual lo mismo que en la vida real. ¿Te has dado cuenta que estos comandos funcionan en todos los sistemas operativos? Antes, cada equipo tenía su propia combinación de atajos: ahora, el principio es el mismo y con las mismas teclas, salvo que uses una Mac y requieras la tecla Cmd.

Deseos de un genio para cambiar el mundo 

¿Y qué crees? Los comandos que tanto usamos no fueron el único logro de Larry. Aún en su época laboral en Xerox, Larry ayudó en el desarrollo de una interfaz gráfica de usuario con mouse. Por cierto, nuestro amigo se ha llevado el crédito por acuñar el término de interfaz de usuario amigable (friendly user interface, en inglés), el cual sigue siendo popular. El primer registro del término fue en un artículo de Businessweek llamado “The Office of the Future” en 1975, aunque user friendly ya se escuchaba antes de la publicación.

Xerox no fue el único espacio donde Larry hizo de las suyas, su siguiente paso fue irse a la gran manzana (y no, no nos referimos a Nueva York), Apple, en 1980. Aquí fue donde colaboró con AppleNet, Quicktime, AppleScript, las computadoras Mac y el sistema operativo Lisa tres años después de su llegada.

¿Qué tanto te gusta hacer compras por Amazon? Aunque no lo creas, nuestro genio estelar estuvo detrás del diseño de la experiencia de compra en la plataforma. También no olvidemos que fue consultor para Yahoo! y continuó luchando por la accesibilidad informática con su proyecto Stagecast con aplicaciones para pequeños programadores como tú. 

Larry partió de este mundo dejando un legado inigualable que cambió el mundo por muchas generaciones, incluso las que no tienen grandes nociones de informática. Por décadas, Larry no dejó de luchar por su misión y nos heredó innovaciones tecnológicas que damos por sentadas y es buen momento para reflexionar sobre su trabajo y agradecerle a él y todo el equipo de programadores del mundo que siguen transformando nuestras vidas.

No cabe duda que el ingenio es muy difícil de copiar y pegar. Por eso, te invitamos a que descubras tu potencial creativo con una clase prueba en BYJU’S Learning para aprender a revolucionar el mundo virtual, un comando a la vez. ¡Diviértete programando!

Etiquetado en:

, , ,