Hay algo sobre el mundo de la moda que nos mantiene atentos a esas caminatas por las pasarelas: uno, dos, vuelta… Si eres team no me interesa la moda, aún así usas ropa todos los días y tienes que saber tu talla para elegir tus outfits, por lo menos. Entonces, ¿crees que haya una relación entre moda y matemáticas? Quizás nunca se te viene a la mente que para aprender diseño de modas, necesitas conocimientos matemáticos. Muchas personas consideran que son mundos distintos, pero ¿sabías que ambas disciplinas se complementan más de lo que parece? Esa chamarra aesthetic que tienes colgada en tu clóset es confeccionada con las hebras doradas de las matemáticas. 

También puedes leer: ¿Y por qué Matemáticas?: el top 5 de los porqués que necesitas contar

Las matemáticas son esenciales en el diseño de modas para producir la ropa que usamos. Esto abarca tareas en los procesos de ajustar las prendas por modelo, determinar uniformidad de las tallas y adaptar un patrón bidimensional a un cuerpo tridimensional. Ahora, toma asiento en primera fila para presenciar la pasarela de las Matemáticas en el mundo de la moda.

Bocetos: A menudo, todo buen diseño comienza con un boceto, manual y/o digital, donde los diseñadores plasman su idea con ayuda de figuras geométricas, líneas, ángulos y simetría. Para esto, aplican la geometría: el estudio de las figuras, patrones y medidas que se relacionarán en un espacio específico. 

Diseños: Las matemáticas definen la composición y relaciones entre los elementos del diseño. Ayudan a establecer cómo se van a distribuir los elementos en el producto final, como en el caso de líneas verticales y horizontales en las prendas rayadas o cuadriculadas. Incluso las figuras geométricas —triángulos, cuadrados, círculos y zigzags— en los patrones abstractos se colocan en distintas proporciones. En cambio, los patrones orgánicos pretenden asemejar elementos naturales que podrían ser geométricos o no, según el patrón elegido, ya que la naturaleza presenta figuras con simetría radial o bilateral que son atractivas para el ojo humano. Los diseñadores combinan patrones abstractos y orgánicos con frecuencia para crear patrones novedosos con un toque de principios geométricos.

Medidas: Una prenda no puede crearse sin medidas, pues son esenciales para que queden a la medida de los modelos utilizados en su producción. Además, esa prenda tiene que quedar a las medidas del cliente. Asimismo, el sistema de medidas es distinto entre países: una talla S en México es equivalente a una L en Japón.

Proporciones: Algunos artículos de ropa están hechos con un corte especial para quedarle a un tipo de cuerpo en específico: pantalones acampanados o a la cadera, faldas de lápiz, camisetas crop o largas… Incluso hay piezas diseñadas específicamente para personas de talla petite, regular o alta, pues las proporciones difieren entre sí. Un corte a la cadera no le luce igual a una persona de estatura baja que a una alta. También ese blazer puede quedar con efecto oversize según quien lo porte.

Inventario: Las matemáticas son empleadas también para determinar las cantidades de productos que deben surtirse en cada tienda de ropa. Para evitar escasez o acumulación en el inventario, se compara la cantidad vendida y el número de piezas disponibles del pedido inicial.

Precio de artículos: Los precios de las prendas se determinan por los diseñadores, asimismo, los comerciantes deciden cuánto cobrar por cada prenda, al igual que modo y frecuencia de ofrecer descuentos.

Gastos: No hay de otra más que usar matemáticas en los cálculos de los costos de telas, ganchos, hilos y demás necesidades en la producción de ropa. 

Retorno de Inversión (ROI, en inglés): Los diseñadores recurren a las matemáticas para calcular que el rendimiento compense todos los costos de la inversión inicial antes de comprar los materiales utilizados para confeccionar la ropa. Y claro, las matemáticas se llevan el crédito.Y para cerrar con broche de oro, cualquier creación de carácter estético —música, baile, arquitectura, pintura, etc.— involucra principios matemáticos y el mundo fashionista no se escapa. El estudio del diseño de modas puede potenciar las habilidades creativas y académicas de los alumnos junto con las STEM. Estos mundos no son tan distantes como uno pensaría, el lazo que los une permite que todo diseñador explote su creatividad con base en conceptos básicos como las matemáticas.

Si quieres explorar más sobre polos opuestos unidos por las Matemáticas, sigue leyendo nuestro blog y únete a una clase prueba de Matemáticas en BYJU’S Learning para lucir tu mejor ángulo creativo. ¡Diviértete diseñando!