Los seres humanos necesitamos ecosistemas sanos con agua potable y aire limpio para poder vivir; sin embargo, los altos niveles de contaminación han ocasionado una crisis ecológica sin precedentes. Con el fin de recordar a la población la importancia de cuidar nuestro planeta, desde 1974 se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente el 5 de Junio. En esta fecha se anima a las personas a mejorar sus hábitos de consumo y adoptar una mentalidad más ecológica para enseñarles que sus acciones tienen un impacto en el medio ambiente y que pueden detener el calentamiento global. Al mismo tiempo, profesionales de la tecnología buscan revertir la crisis climática: ¿quieres saber cómo es posible proteger la naturaleza y salvaguardar la biodiversidad con Programación? Entonces sigue leyendo. 

También puedes leer: Tus hijos podrían programar un satélite y realizar misiones interactivas

1. Internet vs. distancias

La tecnología te permite trabajar desde casa, por ejemplo, las apps de videollamadas como Zoom, Teams y Hangouts permiten que tengas juntas con tu equipo sin importar donde se encuentren, lo que hace que no tengas que desplazarte, reduciendo así el consumo de combustibles fósiles (como la gasolina) y la contaminación del aire. Eso sin olvidar que desde la popularización del correo electrónico, en 1972, el consumo de papel manufacturado disminuyó.

2. Programación vs. plásticos 

Desde hace años, la contaminación de los océanos con plásticos y microplásticos ha sido una preocupación para nuestra especie. El problema es tan grave que organismos como LADBible lanzaron iniciativas para que las “Islas de basura” sean reconocidas por la ONU como nuevos estados. 

Otro ejemplo es Plastic Adrift, organismo que creó un sistema de rastreo que muestra en qué partes del océano se encuentran las islas de basura y rastrea desde dónde se producen los plásticos que las conforman. Por su parte, Vidcode lanzó el proyecto “Plastic Pollution” (Contaminación por plástico) que enseña programación a los niños mientras los concientiza sobre la contaminación.

La Programación puede ayudar a las nuevas generaciones a conocer los problemas que causa la contaminación por plástico, al mismo tiempo que los anima a adoptar un estilo de vida más amigable con el planeta. 

3. PNUMA vs. sequía 

El agua potable es un recurso vital pero muy limitado, especialmente en ciertas áreas del planeta. Por ello, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Comisión Europea y Google se aliaron para crear una plataforma llamada Freshwater Ecosystems Explorer que monitorea el estado de los cuerpos de agua potable y que permite a todos los países del mundo revisar sus reservas de agua y tomar acciones para evitar la sequía..

4. Programación vs. deforestación

Nada se compara a caminar por el bosque y respirar aire limpio, pero lo que tal vez no sabes es que estos ecosistemas se encuentran en peligro por varios factores: calentamiento global, cambios de temperatura, sequías, etcétera. Los científicos utilizan sistemas de información geográfica (GIS, por sus siglas en inglés), para recolectar y analizar información relevante sobre estos ecosistemas y favorecer su preservación. 

“Muchas personas se rehúsan a trabajar con infraestructura cibernética, pues no tienen fundamentos de Programación”, señaló Tyson Swetnam, informático que recientemente dirigió una investigación sobre la biomasa de los bosques. Si quieres salvar a los bosques, es importante que aprendas Programación y entre más joven, mejor. 

5. Informática vs. extinción 

Todos los días, los seres humanos expandimos nuestro territorio y obligamos a los animales silvestres a buscar nuevos hogares. Crear corredores ecológicos es uno de los múltiples enfoques que podemos tomar para proteger a las demás especies. Y mientras los científicos recolectan datos y realizan proyecciones sobre lugares en los que los animales y los humanos vivan en armonía, los avances en los corredores ecológicos no paran: ahora se incluyen curvas en su trazado y prácticamente pueden ir en cualquier dirección, gracias a que se usa la informática durante su diseño. 

6. Tecnología vs. peligros ambientales 

El Instituto Jane Goodall desarrolló códigos para proteger a los primates y su hábitat. Fue gracias a la programación que se descubrió que cuando se destruyen bosques para establecer asentamientos humanos, los restos que quedan del ecosistema no son suficientes para mantener a las poblaciones de monos. Ahora, con la introducción de tecnología de detección remota y en colaboración con la informática y la programación, se puede monitorear el hogar de los monos y revisar los factores que pueden poner en peligro su existencia: el cambio climático, la contaminación del agua, etcétera. Además, los resultados del informe ayudan a que la gente sea consciente de los peligros que enfrentan los monos y coadyuven en su preservación. 

Hacia un código sustentable 

La programación puede ayudarnos a crear sistemas de protección y consumo más eficientes, ahorrando así recursos y energía, lo que se traduce en menos desperdicios. También ayuda a promover hábitos de consumo responsables y prácticas de conservación, lo que favorece la conciencia ambiental de la que se beneficiarán las futuras generaciones.

Nuestro planeta necesita mucha ayuda para superar la crisis climática: desde activistas hasta programadores. Sabemos que quieres salvar al mundo y ¡qué mejor manera de hacerlo que con Programación! Así que en el Día Mundial del Medio Ambiente sigue leyendo el blog de BYJU’S FutureSchool para conocer más de los impactos que puede tener la Programación en un futuro más verde.