Nuestras maestras son quienes no se quedan en una clase, un examen, una calificación. Se involucran con cada estudiante, les llegan a conocer y, por supuesto, encariñarse. Hay personas con un espíritu muy especial, conscientes de que la docencia va mucho más allá de una mera transferencia de conocimiento. Están formando personas que, eventualmente, moldearán industrias, oficios, organizaciones… probablemente, cambiarán el mundo.

También te puede interesar: ¿Cómo ayudar a tus hijos con matemáticas en casa?

Cuando hablamos además de niños y jóvenes, les acompañan en un proceso de desarrollo que incide en sus talentos, intereses y vocación. Confían en que el día de mañana podrán decir con orgullo: “fue mi alumno”.

Para BYJU’s FutureSchool encontrar ese espíritu es una labor constante. Es incluso uno de nuestros objetivos principales, porque nuestras maestras son quienes trasladan nuestra filosofía a cada alumna y alumno. Ellas se ocupan de formar integralmente el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la resiliencia y fomentan día con día la creatividad. 

Desde luego, tienen que ser también expertas en lo que enseñan, lo que conlleva un reto adicional, porque buscamos quien domine conceptos complejos, pero tenga la capacidad de explicarlos y transmitir el amor por el oficio.

Lo más importante, es que nuestras maestras transmitan el corazón de nuestra compañía: el amor por aprender, hacerlo de forma divertida y que sea un objetivo para toda la vida. 

¿Quieres conocer más de ellas, su experiencia y vocación? Sigue nuestras publicaciones de aquí, al Día del Maestro, donde estaremos compartiendo las historias que inspiran, a nuestros alumnos y a todo el equipo de BYJU’s FutureSchool.