Lo sabemos, nadie se escapa de las matemáticas: están en todo lo que hacemos a diario. Desde las tareas más básicas como comprar el mandado, manejar al trabajo o escuela, hasta lo más complejo como elaborar gráficas de pastel y otros diagramas para tus presentaciones: todos estos ejemplos parten de principios matemáticos. Así que las matemáticas se convierten en una amistad más y no hay un solo día que no nos acompañen. ¡Hasta para viajar!

También puedes leer: Las matemáticas en la agricultura: sembrando números, cosechando resultados

La planeación de tu próximo viaje épico no es una excepción, pues es necesario hacer muchos cálculos como los costos, la distancia de tu punto de partida y el destino, también estimar el tiempo de llegada: nada sería posible sin los números. Y claro, ¡hasta cuentas los días en tu calendario para tu fecha de vacaciones que esperas con ansias! Sin saberlo, tienes que incluir a otra pasajera en tu itinerario al viajar, no diremos nombres pero empieza con M.

Tu amiga planificadora personal

Como ya mencionamos, al planear un viaje tienes que hacer cálculos: los días y noches de hospedaje, el consumo de gasolina según la distancia y kilometraje del auto, agrégale los costos de transporte en avión o camión, el peso total del equipaje y que no exceda el límite… veamos más ejemplos prácticos:

  • Encontrar la ruta más corta:

¿Quién no quiere llegar a su destino en tiempo y forma? Pues, si pones la ruta de un punto A a un punto B en el GPS, verás varias rutas disponibles que te llevan a tu destino. Calcula el tiempo aproximado de recorrido con la fórmula de tiempo = distancia/velocidad. Claro, la velocidad depende de las condiciones del tráfico y de las carreteras, aunque tomar el camino largo a veces es más efectivo para ahorrar tiempo ya que es menos transitado.

  • Calcular un presupuesto:

Ya sea un viaje de lujo o mochilear con tus amistades, la cantidad de dinero que piensas gastar usualmente tiene un tope. Por eso es muy útil apegarse a un presupuesto. Aquí puedes separar dinero para la contratación de servicios, los viáticos de transporte y las actividades recreativas. Y en cada categoría tienes que asignar un límite de gastos para tus necesidades, como los costos de hospedaje, recreación, ropa, comida y entradas a museos y parques. En todo esto hay números, por lo que puedes poner a prueba tus dotes matemáticos para no pasarte de tu presupuesto y disfrutar tus vacaciones, y dinero, al máximo.

  • Dividir gastos:

Si viajas en grupo, es común que una persona pague el costo total de algo durante el viaje para que al final se dividan algunos gastos, en partes iguales, entre todos. Otros suelen irse dividiendo los gastos cuando llega la cuenta del restaurante u otros servicios conforme se vayan consumiendo, el punto es que todos ponen su granito de arena. ¡Y no olviden la propina para la Srita.  Matemáticas!

  • Pagar cuotas y recibir cambio:

Casi todos usamos tarjetas de crédito o débito, al igual que los pagos en línea para la mayoría de las transacciones. Si bien es una práctica para conveniencia de muchos, no todas las transacciones se valen del plástico. A veces es necesario usar efectivo para transacciones pequeñas, como pagar el boleto del camión o las botanas en un mercado local. Imagina que tienes un billete de $100 y tu total de compra es de $73, haz la cuenta mental y el vendedor te dará $27 de cambio. Así podrás estar alerta de cuánto te toca y evitar que te quiten de más: suma y resta son lo único que necesitas.

  • Cambiar monedas extranjeras

Cuando viajas al extranjero, necesitas cambiar tus pesos a la moneda nacional del país que visites. Imagínate que vas a Disneylandia en California, EE. UU. y tienes MXN 2000 y que el tipo de cambio esté a MXN 20 por cada USD (dólar estadounidense). Llegas a una casa de cambio para comprar dólares con tus pesos mexicanos y recibirás USD 100. Ya que regresas a casa, ves que te sobraron USD 10 y el tipo de cambio al día se encuentra a MXN 19.90, tu moneda extranjera ahora tiene un valor de MXN 199. El cambio de monedas extranjeras involucra cálculos matemáticos, sí o sí, por lo que es otra parte esencial de viajar.

Ahora lo sabes, hasta para viajar necesitas las matemáticas como acompañante de aventuras. El uso de operaciones básicas es un requisito en la vida, incluso a las personas que no les gustan las matemáticas, ¡no pueden evitarlas ni un solo día! Los números están en todos los rincones del mundo, así que no hay falla si visitas dentro o fuera de tu país, las matemáticas están para darte las herramientas para disfrutar el viaje más memorable de tu vida.

Y ya que estamos en eso, únete a una clase prueba de Matemáticas hoy en BYJU’S FutureSchool para pulir tus dotes de sumas y restas para al viajar. Quién sabe, podrías necesitarlas antes. ¡Diviértete calculando!

Traducción: Evelyn Meza