Érase una vez, un personaje entre los grandes filósofos y polímatas de la Antigua Grecia. Sin duda, Aristóteles fue un notable contribuidor en la ciencia moderna gracias a su amplio perfil, pero su aporte más significativo fue la filosofía de las matemáticas: un nexo entre lo cuantitativo con lo cualitativo. Veamos cómo Aristóteles es una de las figuras que siguen plasmadas en los libros de Historia.

También puedes leer: ¡Conexión fuera de este mundo!: Matemáticas y Astronomía

Aristó… ¿quién?

Aristóteles nació alrededor del año 384 a. C. en Estagira, una ciudad al noreste de Grecia —ahora Stavros—, en una familia de médicos. Sus padres fallecieron cuando él era joven, a pesar de no presenciar el gran legado que su hijo dejaría al mundo, su pariente a cargo, Proxeno, vio el potencial que Aris poseía.

Quizás hayas escuchado mencionar el nombre de Platón, otro famoso polímata (AKA, alguien con grandes conocimientos en varias materias) en algún momento de tu vida: pues Aristóteles fue uno de sus alumnos estrella. Más adelante, Aris puso en duda la mayoría de las ideas platónicas, además de fundar su propia escuela, el Liceo, cuando ya era todo un rockstar a sus 50 años de vida. Incluso, fue el tutor del mismísimo Alejandro Magno, a petición de su padre, el rey Filipo II de Macedonia.

La visión de Aristóteles aún tiene influencia en los campos de la política, historia y ciencias de la era moderna, aquí algunos ejemplos:


Aristóteles en las matemáticas:

  • Simetría: Dio su concepto de simetría en su obra Metafísica, con la definición de las formas básicas de la belleza como orden y simetría, estas se explicaron y demostraron con ayuda de las ciencias naturales y surgió su famosa cita: «La belleza puede medirse».

    La ecuación aristotélica sobre la belleza y la simetría puede descubrirse en la manera en que los griegos usaron las proporciones matemáticas en sus construcciones. Hasta las esculturas griegas se hicieron siguiendo un conjunto de reglas y escuadras fijas.

Incluso, sus aportes en geometría y simetría influenciaron a los artistas del Renacimiento.

  • Continuidad: Aristóteles desarrolló una teoría matemática donde resalta la importancia de la divisibilidad sin fin. Gracias a ello, es que introdujo nuevas nociones en relación a la continuidad, pues estableció un nuevo recuento de los límites, una nueva comprensión del infinito y una nueva distinción entre la divisibilidad potencial y la real. 
  • Tiempo: En su libro Física, trató el concepto del tiempo con la combinación de las matemáticas y la filosofía con observaciones de los números relacionadas a un recuento numérico. Además, distinguió dos sentidos del número: lo que se cuenta y aquello por lo que se cuenta.

Aristóteles en la filosofía

Aris sigue siendo un fuerte contribuidor en la filosofía humana por su relación con las matemáticas, estos son algunos ejemplos importantes:

  • Lógica: Por unos veintitantos años, Aristóteles fue el discípulo más destacado de Platón. No obstante, para el término de su viaje de aprendizaje, rechazó y debatió todas las formas y características del pensamiento platónico. Por ello, construyó su propia línea de pensamiento práctico y tangible, de la cual uno de los pilares principales fue la lógica.
  • Hábito y excelencia: Según Aristóteles, la ética es toda indagación que se refiere a cómo el ser humano prospera y se desarrolla según su propia naturaleza. Para ello, divide la psique en tres partes: las pasiones, el poder y los hábitos. Casi todos los seres humanos comparten pasiones y poder similares: la diferencia está en cómo han sido habituados y educados. Y en cuanto a la excelencia humana, señala que ocurre por dos mecanismos: la excelencia intelectual y la emocional.
  • Deliberación ética: En línea con el principio anterior, explicó que la acción humana muestra excelencia solamente si se hace por voluntad, por lo que la excelencia se puede entender como un conjunto de decisiones y que una decisión es una acción deliberada.
  • El ser y los otros: Una vida no es feliz si uno solamente delibera sobre las decisiones correctas o va detrás de la excelencia. De ahí que Aristóteles reconoció el elemento de la suerte en la felicidad. Sin embargo, afirmó que aunque la mala suerte no puede entristecer a alguien, hay que poseer cualidades externas para descubrir la felicidad. También enfatizó en la amistad, un amor propio sano se traduce en amor a los otros.

El hombre de las mil caras

Hemos mencionado poco con respecto a lo mucho que Aristóteles dejó como legado en la humanidad. Desde la simetría en todas partes, pasando por la idea del infinito y el tiempo, hasta los números en los mundos físicos y abstractos, este ícono griego sigue haciendo de las suyas en nuestra realidad. Aristóteles seguirá en los libros de Historia como un personaje polifacético, curioso y pragmático y heredó el punto de inflexión que transformó el conocimiento en general.

Si pensabas que las matemáticas y la filosofía eran polos opuestos, esperamos que con este artículo hayas tenido una nueva perspectiva. ¿Qué tal si te unes a una clase prueba hoy en BYJU’S FutureSchool para ser un máster en Matemáticas como Aristóteles? ¡Diviértete pensando!