La Tierra es nuestro hogar en la Vía Láctea y tenemos que cuidarlo, pues hasta el momento es el único planeta en el que podemos vivir en compañía de 8.7 millones de especies. Aunque se nos considera el ser más evolucionado y por ello los principales responsables de resguardar al planeta, la influencia que tenemos sobre el calentamiento global, la deforestación, la desaparición de mantos acuíferos, la pérdida de biodiversidad , nos recuerdan que no estamos cumpliendo con nuestro deber y la situación solo parece empeorar.

También te puede interesar: Programación: el lenguaje del futuro

En nuestros esfuerzos por alcanzar nuevos desarrollos científicos y tecnológicos hemos tomado decisiones que afectan a todos los habitantes del planeta. Es momento de volver a nuestras raíces y aplicar nuestros descubrimientos para proteger y ayudar a sanar a la Tierra.

Energías renovables

Nuestro planeta cuenta con miles de recursos, pero la mayoría de ellos son limitados y algunos están a punto de agotarse. Por ello, para garantizar el acceso a recursos no renovables a las futuras generaciones, debemos cambiarlos por recursos renovables. La energía renovable proviene de recursos naturales como el Sol, el viento, el agua, las olas, etc.  Revisemos cómo estas fuentes de energía pueden ayudarnos a construir un futuro más verde. 

  • Energía solar

El Sol es el ejemplo perfecto de poder ilimitado: su luz y calor se pueden aprovechar a través de paneles solares para generar electricidad. La innovación más reciente en esta área es la introducción del sistema fotovoltaico (PV, por sus siglas en inglés): así, semiconductores como el silicón convierten la luz solar en electricidad. 

  • Energía eólica

El viento está disponible todo el tiempo y por eso es una de las fuentes de energía renovables más populares. Cuando sopla aire, se crea energía cinética, que se transforma en energía eléctrica a través de turbinas eólicas; una de estas turbinas puede producir hasta 2 megawatts y las más pequeñas pueden suministrar de electricidad a una casa. Además, los beneficios de la energía eólica son considerables: no solo preserva los combustibles fósiles, también disminuye las emisiones de dióxido de carbono (C02) en la atmósfera. 

  • Energía hidráulica 

El agua es vida y si la usamos como energía renovable podemos construir un futuro sostenible para todos. Al ser un elemento abundante en nuestro planeta (el 71% de la superficie de la Tierra está cubierta por agua), podemos emplearla de forma responsable para generar energía hidroeléctrica y mareomotriz. 

  • La energía hidroeléctrica se obtiene del agua que fluye, como la de los ríos con la ayuda de rotores y turbinas que producen energía mecánica y electricidad. 
  • La energía mareomotriz usa el movimiento de la marea y se procesa con aluviones y vallas de marea. 
  • Carros eléctricos

A pesar de su popularidad y que para muchos la vida es impensable sin carros, estos son uno de los principales contaminantes del planeta: para funcionar necesitan combustibles fósiles (diesel o gasolina). Además, emiten una gran cantidad de gases de efecto invernadero y contaminan el aire. Los programadores e ingenieros son conscientes de esta situación y desarrollaron una solución amigable con el ambiente: los carros eléctricos.  

Estos carros ayudan a mejorar la calidad del aire, pues funcionan con baterías recargables: ¡un auto eléctrico evita que se emitan 1.5 millones de gramos de C02 al año!  Ahora se busca que las baterías sean reciclables, para que los autos eléctricos sean todavía más amigables con el planeta. 

  • Avances tecnológicos en el reciclaje

¿Sabías que en Estados Unidos existen 2,000 basureros y se estima que contienen 250 millones de toneladas de desperdicios? Solo una pequeña porción de esta basura se recicla y la demás se mantiene en basureros a cielo abierto. 

Probablemente te preguntes, ¿qué es reciclar? De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés): “es la recolección y procesamiento de materiales catalogados como basura, para convertirlos en nuevos productos”. En resumen, reciclar crea objetos valiosos a partir de artículos desechados y tú también puedes contribuir a garantizar un futuro más verde para todos; algunos de los objetos que usas diariamente y que se pueden reciclar son: papel, ropa vieja, objetos de vidrio, etc. 

Los desechos plásticos son los más dañinos y tienen un largo periodo de degradación. La buena noticia es que reciclar plástico requiere la mitad de energía necesaria para quemarlo y, por ende, al reciclarlo disminuimos la contaminación del aire. Además, al usar los últimos desarrollos tecnológicos, podemos eliminar cualquier olor, color o contaminación del polipropileno y dejarlo listo para ser reciclado.  Eso sin olvidar los últimos avances en la radiofrecuencia, ¡ahora es más fácil separar los objetos reciclables y aprender sobre ellos!

A veces nos sentimos pequeños en comparación a los problemas que enfrenta la Tierra y creemos que nuestras acciones no son suficientes. Pero, con los desarrollos de la ciencia, la tecnología y la programación se han creado instrumentos como las redes sociales,  vehículo ideal para concientizar sobre la crisis climática y las acciones que podemos tomar para proteger al planeta y hacerlo más verde. Si quieres ser parte del cambio para un futuro sustentable a través de la programación, sigue leyendo nuestro blog de BYJU’S FutureSchool y únete a una clase prueba hoy.