Está demostrado que tener una cafetera en la oficina aumenta la productividad, ahora imagínate si hablamos de una cafetera de última generación… Sigue leyendo para saber más sobre el despertador líquido: una taza de café

También puedes leer: Tus hijos podrían programar un satélite y realizar misiones interactivas

La mayoría de la gente toma café para mantenerse despierta y activa durante el día. Sin embargo, en algunos lugares de trabajo nadie tiene tiempo de salir por su bebida favorita a la cafetería más cercana. Instalar una cafetera facilita la vida de los oficinistas porque nadie tiene que salir y pueden disfrutar de una taza caliente desde la comodidad de su escritorio. ¡Así es como se mantiene motivado a un equipo!

De la pantalla a tu taza

La innovación digital, el Wi-Fi y las aplicaciones han hecho posible controlar una cafetera desde un smartphone. Las numerosas funciones de una cafetera profesional se activan a través de los gráficos de una pantalla táctil. Algunas de estas funciones tienen que ver con el idioma del usuario, las opciones de mantenimiento y los ajustes. Como podrás darte cuenta, se trata de un sistema de control bastante complejo.

El software se programó principalmente con C++ y con la ayuda de generadores de código. También, se realizaron numerosas pruebas para automatizar el sistema y mejorar la calidad en general. Para eso, se requirió de un equipo de programadores y especialistas en software que hicieron lo necesario para que una cafetera le pudiera dar la vuelta al mundo.

La anatomía de tu cafetera

A pesar de todas las modernidades, una cafetera sigue siendo una máquina relativamente simple. Los diseñadores llevan más de 30 años mejorándolas, por lo que a estas alturas tenemos diseños muy intuitivos y fáciles de usar. Por lo general, la parte superior de una cafetera contiene tres elementos:

1. Contenedor: Es el lugar donde se almacena el agua que se vierte para dar inicio al ciclo de la cafetera. Al fondo tiene un agujero del que hablaremos más adelante. un tubo de plástico para el agua caliente conecta el tanque con la

2. Ducha: Es la parte de donde se vierte el agua caliente en forma de gotas sobre los granos de café molidos. 

3. Área de goteo: En algunas cafeteras, el agua cae sobre un disco de plástico que se denomina área de goteo antes de caer sobre el café.

Placa de mantenimiento de calor

La placa que calienta el agua está conectada a la corriente eléctrica y no es más que una bobina, como las que encuentras en tu tostadora o en el filamento de una bombilla. El alambre de la bombilla tiene una cobertura para incrementar su duración. Además de calentar el agua, la placa de calor también mantiene el café caliente una vez que está listo.

Sensores

El interruptor de una cafetera es lo que controla si pasa energía a la placa de calor. Para prevenir que la placa se caliente demasiado se usan sensores. Cuando una cafetera se sobrecalienta, estos sensores bloquean el paso de electricidad.

El flujo eléctrico se reanuda en cuanto el aparato se enfría y además del sensor principal, las últimas cafeteras cuentan con sensores de emergencia, ¡toda esta ciencia para evitar que tu cafetera explote!

La cafetera del futuro

¿Te has preguntado qué es lo que pasa cuando le das ON a tu cafetera?

Hoy en día podemos controlar muchas cosas desde nuestro smartphone, desde las luces de nuestra casa, hasta los cerrojos de las puertas. No tendría sentido que la cafetera fuera la excepción. Gracias a los aparatos “inteligentes”, tu cafecito matutino puede estar listo desde antes de que te pares de tu cama. Una aplicación te dejaría personalizar todo: desde la temperatura hasta la modalidad de goteo; recibirás además una alerta cuando el café esté listo, todo esto de manera inalámbrica. Por último, otra función que no puede faltar es la del apagado automático. Además de prevenir incendios, hará que ahorres dinero en tu próximo recibo.

Modernidad: 1; vejestorios: 0

Las cocinas modernas están diseñadas con un enfoque en la innovación y la facilidad de uso. Conforman un conjunto de equipos de alto poder que te permiten preparar una enorme variedad de bebidas. La mayoría de los hogares tienen una cafetera, pero hoy en día, el mejor café lo preparan los sistemas computacionales.

Estas cafeteras vanguardistas proveen una estética lujosa además de un excelente servicio. ¿Qué opinas, vale la pena la inversión? Reunimos una lista de razones para preferir las cafeteras más nuevas en vez de las antiguas:

1. Facilidad de uso

Un buen sistema nos ahorra la necesidad de trasladarnos para conseguir café de primer nivel, ahora tienes acceso 24/7 a tu dosis diaria de energía y buen humor.

2. Variedades de café

Las cafeteras de los hogares promedio solo pueden hacer café, mientras que una cafetera moderna ofrece muchas más posibilidades sin comprometer la calidad.

3. Molino de café integrado

La mayoría de las cafeteras tienen un molino integrado que permite personalizar el sabor y el cuerpo de tu café. Un sistema computacional sería capaz de programar ciclos de molido para simplificar la preparación de las bebidas.

Ahora que sabes de las maravillas del mundo moderno del café, ¿no se te antojó una taza? Si además quieres seguir aprendiendo y pasar un buen rato, te invitamos a seguir checando los demás artículos del blog de BYJU’S FutureSchool. ¡No creerás los otros campos de nuestra vida que la programación ha cambiado!